El rincón oculto

Perdidos por Paraguay

06 Jul Perdidos por Paraguay

Esta vez, mi tía tuvo la prudencia de recibirme algo menos descocada que la ultima vez al ir a recoger mi droga para el viaje. Antes de abandonar su morada insistió de una preocupante manera que me llevara casi toda la escasa comida que le quedaba en su nevera… Por muchas vueltas que le he dado al tema no he conseguido averiguar por  qué. Ella sabia que me marchaba al día siguiente a Paraguay y Argentina 20 días. Que le estará pasando? Porque me daba todo su sustento? Tiene problemas de anorexia? No creo. Estará empezando la evolución de tía a etapa abuela? Su desgaste comienza a preocuparme… Veré como continúan los síntomas y si me parece oportuno tomaré medidas.

 

Segundo día por tierras Paraguayas y seguimos mendigando elementos básicos de supervivencia. Nuestras maletas se quedaron en el aeropuerto de Buenos Aires.
Salí de Madrid en pantalones cortos y me encuentro con el pleno invierno del Julio Paraguayo. Un pantalón de un cura y una chaqueta de las carmelitas hacen conjunto junto con mi camiseta ya maloliente y mi calzoncillo que creo que muy pronto, ese oscuro lado pronto verá la luz. Mañana les daré la vuelta.
Creo que me voy a hacer una foto antes de que todo esto cambien (que espero que sea pronto).
2 personajes (encantadores) rodados ya.  Y de nuevo mil aventuras mas que suceden a cada minuto que pasa.

Paraguay, antes de la conquista, era un país habitado por unos seres que hoy llaman indígenas. Estos tipos eran dueños de amplios terrenos que les fueron expropiados cuando nosotros, españolitos mamones de 500 años atrás, pusimos el pie en estas tierras. Las mezclas de los de allá con los de acá generaron la mezcla racial llamada criolla. Los criollos se hicieron mas fuertes que los indígenas y éstos tuvieron que perderse por los bosques y montañas para mantener su origen. Hoy en día siguen igual (cada vez con menos terrenos) y son una sociedad al margen de la Paraguaya con sus propias leyes, costumbres, su idioma y forma de vida.
Los paraguayos celebran estos días los 200 años de independencia con España y siguen sin aceptar a los indígenas como paisanos suyos, marginándolos e incluso protagonizando actos racistas. Hemos convivido con ellos una intensa jornada y tan solo quiero decir que su amabilidad es fascinante (aunque no muy efusiva) a pesar de su compleja estructura.
Las misioneras les ayudan en todo lo que pueden para que les llegue educación y comida a todos sus niños. Rosalía, nuestra protagonista de hoy, es una de ellas.

No Comments

Post A Comment