El rincón oculto

Lo mejor del 2014: su final

31 Dic Lo mejor del 2014: su final

Cerrarle las puertas hace un año al 2014 supuso una larga venganza que se tomó durante su mandato.

Musarañas, la película (que comenzamos el rodaje en 2013) fue lo mas destacado y lo que nos hizo vibrar, sufrir, llorar y saltar. Esa fue nuestra bocanada de aire. Después a bucear. Concretamente por unas corrientes que venían de allá y no dejaban avanzar. Al principio, las olas parecían mecer a favor y nunca se perdió la esperanza de encontrar tierra firme allí a lo lejos.  A pesar de las múltiples brazadas y esfuerzos,  nunca se pudo llegar más allá del mar. El agua tragó toda posibilidad de ello, y el año meció, a su parecer, las ilusiones sentidas.

El cielo se también se  quedó con ganas de que lo visitáramos con nuevas técnicas de vuelo y sus estáticos horizontes nunca vieron la luz. Así fue la aventura aérea. Un gran precio a pagar. Pero no el mayor. Nunca habrá nada mayor.

También se perdió la consciencia en ámbitos cercanos, dejando en su lugar un gran enigma,un agujero sin cerrar y tierra sin recolectar.

Llegó nueva vida y se engendró nueva más.

Por lo demás nada destacable salvo encuentros maravillosos en momentos puntuales. Y huídas.

Por lo tanto, lo mejor del 2014 es que se acaba.

Este año que entra, recibirá su llegada con una puerta abierta. Con rescatadas ilusiones y más fuerza aún, para llegar al lugar donde la tierra y el tiempo nacieron en otra dimensión y donde los números quedaron para hacerse mágicos a pesar de que los ojos  no puedan ver. Un sitio donde el jabón no escurre las ilusiónes ni los sueños y donde estos se hacen realidad siendo más fuertes que nunca.  Un lugar donde el trabajo de uno mismo  consigue todo y su única arma para ello es la inteligencia. Un lugar donde todo llega, incluso esa gotita dulce del zumo de un limón…

Aquí tienes tu puerta abierta.

Feliz 2015

No Comments

Post A Comment