El rincón oculto

Asunción

08 Jul Asunción

Recuperadas las maletas ya y sin necesidad del tan útil kit de supervivencia (tocayo, me encantó la propuesta), hemos llegado por fin, o mejor dicho de nuevo, a Asunción capital Paraguaya. Tres misioneros rodados y tres nuevos mundos descubiertos. Como siempre, generosidad y hospitalidad de estos heroes anónimos que llenan las vidas de los vacíos que deja la miseria.
En estos casos hemos recorrido centros de ayudas a niños recogidos en las calles o quizas simplemente abandonados por unos padres incapaces de asumir la responsabilidad que ellos mismos se impusieron.
En fin pequeños dramas sin nombres ni apellidos que nunca llenerán ninguna portada en nuestra egoista y pudiente sociedad. Señores, esto si que es crisis y no pongo fotos por no hacerlo más dramático.

Liberado por fin de esta rabia interna os propongo por medio de la foto una nueva forma de llamar a un chiriguito de la calle con chucherias: copetín. Nombre que me resulta tremendamente gracioso y que me apetece compartir con vosotros, queridos y amados lectores.
Hasta ahora todo trascurre con normalidad, estamos bien (este apunte es sobre todo para mi madre y mi esposa, en ese orden) y ya llevo calzoncillos limpios de nuevo (tambien para ellas pero en orden inverso).
Un dato curioso de Paraguay. Aqui el calor y la humedad son unas constantes habituales durante unos 9 o 10 meses al año. El invierno deja frio tan solo 2. Por lo tanto las casas, hoteles etc no estan prearados para la epoca invernal ( en la que nos encontramos ahora) y manda huevos que pase casi mas frio aquí que en Burgos en pleno invierno… No veais la que cae aqui por las mañanas. En Paraguay, casi el ecuador al otro lado de casi todos vosotros…

Muchos besos

No Comments

Post A Comment